Nada ha sido fácil para Ezekiel Elliott este año. Contrajo COVID-19 incluso antes de presentarse al campo de entrenamiento.