La noticia tomó a todos con la guardia baja, excepto al guardia en sí.