Los Cowboys tenían la esperanza de que Leighton Vander Esch pudiera regresar este año de una lesión en el cuello, pero ahora se perderá el resto de la temporada.