En un movimiento esperado, los Cowboys trajeron de regreso a un par de jugadores de equipos especiales y colocaron a dos veteranos en IR.