Vencen a los Patriots con una ofensiva que sigue imparable, salvo para ellos mismos cuando cometen errores mentales y su defensa hizo las jugadas cuando se necesitaban, como la intercepción de Trevon Diggs, una vez más.