Ninguna otra posición tendrá cambios más visibles que la de tackle defensivo. No solo habrá dos caras nuevas, sino que el aspecto y la filosofía también se verán distintas.