Hill apeló su suspensión original de dos juegos tras lanzar un puñetazo posterior al juego del Día de Acción de Gracias contra los Raiders.