Estadísticamente, este no fue el primer comienzo de la carrera de Tony Pollard, pero es exactamente por eso que las hojas de estadísticas pueden mentir.