En la temporada baja, Dan Quinn se aseguró de estar preparado para cualquier entrevista de entrenador en jefe sin que fuera una distracción en los playoffs.