A pesar de permitir sólo 41 yardas por tierra en la segunda mitad ante Arizona, las 181 yardas permitidas en la primera mitad fueron la mayor cantidad para la franquicia desde 1991.