Dak Prescott y Brandin Cooks no tardaron en convertirse amigos tanto dentro como fuera del campo, y están comenzando a alcanzar otro nivel a medida que avanza el campamento de entrenamiento.