La suerte no estuvo del lado de Leighton Vander Esch el año pasado debido a las lesiones, pero una temporada saludable sería un gran impulso para la defensa.