Con sus 189 yardas de ofensiva, Tony Pollard fue nombrado el mejor jugador de la NFC.