Brandon Aubrey y Tristan Vizcaino obtienen la primera oportunidad en la competencia de pateador de los Cowboys, pero estarán bajo el microscopio mientras el equipo trabaja para asegurarse de que hayan solucionado la necesidad.