Cuando Micah Parsons se alinee contra los Eagles el domingo, no sólo tendrá otra oportunidad más para cambiar el juego, sino también la división y la conferencia.