Los Cowboys visitan a Patriots, a los que no han podido derrotar por más de dos décadas y que los han vencido en seis ocasiones consecutivas. Pero esta vez parecen tener el equipo y momentum para cambiar la historia.