Fue ese tipo de noche para Parsons y los Cowboys (4-2), cuya racha de cuatro victorias consecutivas se rompió con una derrota de 26-17 ante los Eagles en el Lincoln Financial Field.