En medio de una creciente controversia en las redes sociales tras la derrota de los Cowboys en los playoffs, Micah Parsons rompió su silencio para acallar cualquier rumor sobre su futuro en Dallas.