Lo que comenzó como una temporada de optimismo para los Giants se ha convertido en todo lo contrario, y fueron los Cowboys quienes les dieron el primer golpe. Ahora, Dallas necesita volverlo a hacer en la Semana 10.