Mike McCarthy tiene casi 120 entrenadores y jugadores de los que preocuparse y dejó en claro que no tiene tiempo para concentrarse en cualquier otro entrenador, independientemente de la especulación constante.