El entrenador en jefe Mike McCarthy dijo que los castigos de los Cowboys contra los Broncos el sábado por la noche “claramente son demasiado”.