Fue una decisión que ayudó a sellar el juego, pero no a favor de los Cowboys, aunque el resultado podría haber sido muy diferente si hubiera funcionado.