Micah Parsons no está preocupado por estar a la altura de las altas expectativas… De hecho, dijo que “la presión es inexistente” mientras se prepara para su segundo año.