Los Dallas Cowboys apostaron por el largo plazo y ganaron este domingo en Minnesota, sin su quarterback titular, Dak Prescott.