Si alguien necesitaba una señal de que los Cowboys están en una era diferente, esta contratación lo dice todo.