Vencen a los Giants 44-20 y barren los tres partidos seguidos que jugaron en casa, para sumar cuatro triunfos consecutivos con una ofensa que puede correr y pasar, y la defensa que consigue balones con Trevon Diggs