Otro golpe más para la línea ofensiva de los Cowboys.