La práctica conjunta de los Cowboys con los Rams fue intensa y bien disputada; incluyó connato de pleito, recepciones espectaculares, una buena tarde de Garrett Gilbert y algunas lesiones