Los Cowboys ciertamente no necesitan hacer nada drástico en su línea ofensiva para 2020, pero las recientes lesiones hacen que valga la pena monitorear esta unidad.