Si bien Jourdan Lewis hizo una intercepción que cambió el juego el domingo, resultó ser su última jugada del año ya que sufrió una lesión en el pie que le puso fin a su temporada.