Los Cowboys agregaron algo de profundidad muy necesaria en la posición de apoyador al traer de vuelta a LVE bajo un contrato de un año.