Los Cowboys reestructuraron el contrato de Dak Prescott durante el fin de semana no solo para ahorrar algo de dinero en el tope salarial de este año, sino más importante aún para darles flexibilidad a la hora de firmar una extensión.