Perdieron ante Arizona, dejaron el segundo sitio de la Conferencia Nacional y, peor todavía, sufrieron la lesión del receptor Michael Gallup para el resto de temporada y playoffs.