Los Cowboys reconocen que Dak Prescott y su ofensiva están lejos de vivir su mejor momento, pero confían en que mejorarán y para eso hay tiempo, pensando en playoffs.