Al igual que el resto de la liga, los Cowboys continúan trabajando hacia adelante con un calendario de temporada baja alterado debido a la crisis del COVID-19.