Los Cowboys han ganado tres partidos consecutivos con Cooper Rush, pero Dak Prescott está cerca de regresar. El mayor problema para Prescott es su capacidad para agarrar el balón después de someterse a una cirugía de pulgar.