En una reunión del equipo el lunes, el propietario y gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, expresó la urgencia de ganar ahora, ya que se avecina una temporada baja intrigante.