La comunidad de la NFL perdió a una de sus figuras más emblemáticas el martes por la noche.