El propietario/gerente general de los Cowboys, Jerry Jones, no dijo exactamente que su equipo está buscando traer al profundo agente libre Earl Thomas, pero tampoco cerró las puertas.