Un año después de su contrato de $100 millones, Amari Cooper entregó la mejor temporada de su carrera a pesar de jugar con cuatro mariscales de campo diferentes.