Es el principal refuerzo defensivo que los Cowboys contrataron, que puede jugar ala defensiva y linebacker externo, pero sobre todo, presionar quarterbacks.