Los Cowboys tuvieron muchas posiciones afectadas por lesiones, pero la de tackle ofensivo podría haber sido la peor.