Múltiples entrenadores asistentes de los Cowboys fueron ingresados al protocolo COVID-19 de la liga.