Detrás de la producción ofensiva de Dak Prescott y Tony Pollard, los Cowboys lograron una victoria de 49-29 sobre los Bears.