Detrás de una defensa sofocante que nuevamente fue sobresaliente, los Cowboys logran tres victorias consecutivas luego de vencer a los Commanders, 25-10.