Con la esperanza de llegar a los playoffs con algo de impulso, los Cowboys terminaron con una decepcionante derrota de 26-6 ante los Commanders.