Gracias a cuatro balones recuperados, incluyendo tres intercepciones, los Cowboys remontan para ganar 27-26 ante Seattle en su último partido de la pretemporada.