Con cuatro pérdidas de balón que condujeron a 24 puntos de Arizona, los Cowboys son derrotados en Monday Night Football, 38-10.