La temporada de los Cowboys llega a su fin después de no poder superar errores iniciales, castigos inoportunos y lesiones clave en la derrota 19-12 ante los 49ers.