Una defensa oportuna y una serie de jugadas con trucos no fueron suficientes para ayudar al mariscal de campo novato Ben DiNucci cuando los Cowboys cayeron ante los Eagles, 23-9.